Comparación de la Exactitud y la Confiabilidad entre los Potenciómetros Wahoo KICKR y SRM

Matthew W.Hoon1, Scott W. Michael2; Raymond L. Patton2; Phillip G. Chapman1; Jose L. Areta 3 

1School of Exercise Science, Australian Catholic University, Strathfield, Australia.                                        

2Discipline of Exercise and Sports Science, University of Sydney, Lidcombe, Australia.

3Department of Physical Performance, Norwegian School of Sport Sciences, Oslo, Noruega.

RESUMEN

El rodillo para ciclismo Wahoo KICKR es un nuevo dispositivo con freno electromagnético de transmisión directa que permite a los ciclistas utilizar sus propias bicicletas como bicicleta ergométrica. El fabricante afirma que posee una exactitud de ± 3% para las mediciones de potencia, a pesar de que su costo es considerablemente menor al de otros ergómetros para ciclismo. El propósito de este estudio fue comparar la exactitud y la confiabilidad de varias unidades KICKR con las del potenciómetro más ampliamente conocido; el SRM utilizando una plataforma de calibración dinámica basada en primeros principios (CALRIG). Cinco unidades KICKR y una unidad SRM fueron evaluadas a través de una prueba incremental controlada por CALRIG. Después de realizar una entrada en calor de 15 minutos y de realizar la calibración’ siguiendo las instrucciones aportadas por el fabricante, se incrementó la potencia (a partir de 50 W) en 50 W cada 2 min hasta alcanzar los 400 W. Cada unidad se probó dos veces de forma no consecutiva, en orden aleatorio. Los datos se registraron cada 1 Hz, y para el análisis se obtuvo el promedio de los últimos 10 s de cada etapa. En ambos dispositivos se calculó el error medio (%) y el coeficiente de determinación (R2) versus CALRIG; así como también el cambio en el error medio y el error típico de medición (TEM) (expresado en forma de coeficiente de variación %) entre las pruebas. El error medio en todas las unidades KICKR fue: 1,5% (intervalo: -3,1% a 0,0%) en comparación con -1,6% obtenido con SRM. Se observó un R2 >0,999 para todas las unidades KICKR y SRM en comparación con CALRIG. El TEM medio para los KICKR fue de 1,5% (intervalo: 1,1% a 1,9%), mientras que para el SRM fue 0,7%. En la reproducibilidad test-retest, dos KICKR presentaron variaciones  estadísticamente significativas en el error medio, con un cambio promedio del 1,3 % en todos los KICKR. Comparativamente, el SRM presentó una variación de 0,4% entre las pruebas. Los rodillos Wahoo KICKR midieron la potencia con un nivel de exactitud similar al del potenciómetro SRM de mayor reputación durante un test incremental. Aunque no es tan reproducible, el KICKR aún demuestra un nivel aceptable de confiabilidad para evaluar el rendimiento en ciclismo.

Palabras clave: ciclismo, rampas, pruebas, validez.

 INTRODUCCIÓN

La capacidad de medir la producción potencia con precisión permite que científicos e investigadores de las ciencias deportivas evalúen el rendimiento en ciclismo humano. Esto tiene implicaciones importantes en una amplia gama de propósitos, entre los que se incluye la determinación de datos de entrenamiento de atletas, análisis de rendimiento y la evaluación del efecto de una determinada intervención. Debido a que en los deportes competitivos las mejoras significativas en el rendimiento son generalmente muy pequeñas (Hopkins,  Hawley y Burke, 1999), es indispensable que los potenciómetros tengan un alto nivel de precisión y exactitud, especialmente cuando son utilizados en estudios  científicos.

Un nuevo dispositivo de medición de potencia, el KICKR (Wahoo Fitness, Atllanta, EE.UU.) es un rodillo para ciclismo que puede ser adecuado para ser utilizado en investigaciones científicas. La unidad KICKR es un sistema controlado por computadora con freno electrónico con un disco de inercia de 12,5 lb (5,7 kg), conectado al tren motriz de una bicicleta (Figura 1), y tiene una precisión informada por el fabricante de ± 3% hasta los 1550 W (http://eu.wahoofitness.com/devices/kickr.html; accedido el 08/02/16). Una de las principales ventajas del KICKR es que puede ser adaptado a la mayoría de bicicletas y por lo tanto puede transformarlas en una bicicleta ergométrica controlable, con un costo significativamente menor que el de las bicicletas ergométricas tradicionales. Además, los participantes pueden utilizar sus propias bicicletas para mejorar la familiarización y reducir variaciones en la configuración. Además, el KICKR es portátil y puede ser fijado a diferentes bicicletas con mayor facilidad que otros potenciómetros mas reconocidos como el SRM para las palancas (Jülich,  Welldorf, Alemania).

Figura 1. a) Fijación del KICKR al tren motriz de una bicicleta y b) Vista  superior. 1: Disco de inercia,  2: Correa de transmisión  3: Casete.

Hasta la fecha, se han evaluado varios potenciómetros para su uso en investigaciones científicas, como por ejemplo el Fortius (Bertucci, 2012), Axioma (Bertucci, Duc,Villerius y Grappe, 2005), Velotron (Abbiss, Quod,Levin, Martin y Laursen, 2009), Powertap Hub(Bertucci, Duc, Villerius, Pernin y Grappe, 2005) Wattbike (Hopker, Myers, Jobson, Bruce y Passfield, 2010), LeMond Revolution (Novak, Stevens y Dascombe,  2015); y especialmente el SRM (Gardner et al., 2004). Sin embargo, son pocos los que han sido validados directamente contra una plataforma  de calibración dinámica, el método de evaluación más preciso (Hopkins, Schabort y Hawley, 2001;  Paton y Hopkins, 2001).

Actualmente, solo un estudio analizó la precisión de la Unidad KICKR, y los autores concluyeron que el KICKR presentó un nivel aceptable de precisión para ser utilizado en “la valoración del rendimiento en entrenamiento, e identificación de talentos “ (Zadow, Kitic, Wu, Smith y Fell, 2016).Sin embargo, esta investigación se limitó a evaluar solo una Unidad KICKR, por lo que no se realizó comparación entre unidades. Además, no se analizó la confiabilidad del KICKR. Por lo tanto, el objetivo de la presente  investigación fue: i) evaluar la exactitud y la confiabilidad de varias unidades KICKR y ii) compararlas con el potenciómetro SRM y valorarlos contra  una plataforma de calibración dinámica de primeros principios.

 

MÉTODOS

Materiales

Se compararon cinco unidades KICKR con un potenciómetro para las palancas (SRM, Jülich, Welldorf, Alemania) y con una plataforma de calibración dinámica construida a pedido (CALRIG) con una producción de potencia máxima de 400 W. El sistema de prueba estaba compuesto por una bicicleta de ruta de aleación exclusiva equipada con un SRM y montada secuencialmente en cada unidad KICKR en las pruebas subsiguientes. El SRM fue calibrado siguiendo las recomendaciones del fabricante una semana antes de que comenzaran las pruebas. La precisión del SRM se verificó además en nuestro laboratorio siguiendo procedimientos validados (Wooles, Robinson y Keen, 2005). El motor de la CALRIG produce impulso giratorio en el juego de bielas a través de un acoplamiento universal unido al lado no accionado del eje de los pedales del SRM. La plataforma fue equipada con un transductor de fuerza (XTran Load Cell S1W, Applied Measurement, Sydney, Australia) para calcular el torque de reacción y con un  sensor óptico para determinar la velocidad angular. El transductor se calibró utilizando una serie de pesos conocidos (calibración de 3 puntos) antes del inicio del estudio. Los datos fueron registrados a través de la entrada en serie de la PC y la potencia se calculó con la siguiente fórmula: torque de reacción x velocidad angular, con una frecuencia de 1 Hz.

Todos los datos del SRM fueron grabados en una unidad principal PC7 (SRM, Jülich, Welldorf, Alemania) con una frecuencia de 1 Hz. El control del KICKR y la grabación de datos fueron realizados con el software TrainerRoad (v2.7.2, TrainerRoad, Nevada, EE.UU.), que fue conectado al KICKR a través de un dongle ANT +  para puerto USB (Garmin, Kansas  City, EE.UU.).

Los datos del KICKR también fueron registrados con una frecuencia de 1 Hz y fueron grabados con la aplicación Wahoo Utility ejecutada en una tableta electrónica (Ipad, Apple, CA,  EE.UU.) y conectada a la unidad a través de Bluetooth. El firmware del KICKR se actualizó a la versión más reciente (v1.3.32).

Protocolo

El protocolo de prueba comenzó con una entrada en calor controlada por CALRIG de 15 min a 100 W, con la bicicleta fijada con una transmisión intermedia (39×21) y el KICKR ajustado a un valor de modo “Nivel” predeterminado de 2. En este modo, la resistencia contra el disco de inercia aumenta exponencialmente en función de su velocidad de rotación, simulando una situación de pedaleo al aire libre.

Después de este período, se realizó un “spindown” en el KICKR ‘: un proceso de calibración interno donde el volante de inercia del entrenador se acelera hasta 36 km.h-1 y luego se desacelera hasta 16 km.h-1. Durante el spindown, el dispositivo determina la potencia necesaria para superar las fricciones de los rodamientos y correas y permite fijar el valor cero (cero offset) de los medidores de tensión (http://support.wahoofitness.com/hc/en-us/articles/204281794-How-when-do-I-perform-a-spindown calibración; consultado el 08/02/16). El cero offset del SRM también se restableció manualmente en este punto. Después de calibrar las unidades, la plataforma CALRIG comenzó un protocolo incremental que se inició en 50 W, y aumentó 50 W cada 2 min, hasta 400 W inclusive. Cada unidad fue evaluada dos veces no consecutivas  en orden aleatorio.

Análisis de los Datos

En todos los dispositivos se obtuvo el promedio de los últimos 10s de datos de cada producción de potencia del test incremental y estos promedios fueron utilizados para evaluar la exactitud y confiabilidad de las unidades KICKR y SRM en comparación con CALRIG. Se eligió este período de tiempo porque se consideró un valor de equilibrio adecuado entre: i) un período lo suficientemente largo como para minimizar problemas de sincronización de varios dispositivos, y ii) era lo suficientemente corto como para ofrecer una resolución de datos significativa. Los datos de las primeras pruebas de cada KICKR (Prueba 1) y los datos correspondientes al SRM fueron utilizados para evaluar la precisión, mientras que los datos de la segunda prueba (Prueba 2) fueron comparados con los de la Prueba 1 para evaluar la confiabilidad.

Para evaluar la exactitud, se determinó el error porcentual (dispositivo vs. CALRIG) en cada producción de potencia y posteriormente se expresó en forma de error porcentual medio (de todas las producciones de potencia) ± Limite de Concordancia 95% (LoA) para cada prueba (1,96 x SD, según Martin Bland y Altman, 1986). Se determinaron los limites de concordancia ±  95% (1,96 x error estándar) del error medio como una medida de variabilidad entre las unidades. También se calculó el coeficiente de determinación (R2) para cada prueba. Para evaluar la confiabilidad test-retest, se calculó el cambio en el error porcentual en cada producción de potencia entre la Prueba 1 y la Prueba 2. Además, se calculó el error típico de medición (TEM), expresado en forma de coeficiente  de variación  (CV%), y se consideró una medida de ruido prueba contra prueba (Hopkins,  2015). Todos los datos se presentan en forma de media  ± límite  de confianza 95% (CL) a menos que se indique lo contrario.

RESULTADOS

Exactitud

Se observaron fuertes relaciones entre todas las unidades KICKR y la plataforma CALRIG (R2> 0,999, p<0,001), así como también entre SRM y CALRIG (R2=1,00, p<0,001) en el intervalo de 50 a 400 W. El error porcentual promedio en todas las producciones de potencia para las cinco unidades KICKR en comparación con CALRIG fue -1,5% (con variación entre las unidades de – 3,1% a 0,1%; ±1,7% 95% CL) en  la Prueba 1 (Figura  2A), y dos de las unidades presentaron diferencias estadísticamente significativas con la plataforma  CALRIG (Tabla 1). El LoA 95% promedio de KICKR intra- prueba fue de ±3,1% (intervalo de ± 1,6% a ±  4,6%). Comparativamente, el error medio de la unidad SRM fue: 1,6% en el intervalo de potencias evaluadas (Figura 2B), mientras que el LoA de 95% intra- prueba del SRM fue ± 5,4%. Sin embargo, estas estimaciones estarían sesgadas en gran medida por los datos obtenidos a 50 W.  Cuando se eliminaron los datos obtenidos a 50 W, el error se redujo a -0,9% mientras que el LoA 95% se redujo a  ± 3,4%  (Tabla 1). 

Prueba 1 Prueba 2 Exactitud
Error medio (%) ±95% LoA Error medio (%) ± 95% LoA Diferencia entre medias

(Prueba  2 – 1)

TEM (CV%)
Unidades KICKR
KICKR 1 -3,1 * 1,6 1,5 * 2,3 4,6 ** 1,4
KICKR 2 -0,5 2,9 -1,1 4,0 -0,7 1,9
KICKR 3 0,1 3,8 -0,1 2,8 -0,1 1,8
KICKR  4 -1,2 4,6 -0,8 3,5 0,5 1,3
KICKR 5 -2,5 * 2,4 -0,2 2,8 2,4 ** 1,1
Media -1,5 3,1 -0,1 3,1 1,3 1,5
± 95% CL

(variabilidad  entre  unidades)

1,7 1,2

 

2,7 0,4
SRM (n=5)
Media -1,6 5,4 -1,3 5,2 0,4 0,7
SRM (≥100 W)

Media

-0,9 3,4 -0,5 3,2 0,4 0,6

Tabla 1. Comparación del error medio obtenido en todos los potenciómetros analizados en  comparación con la  plataforma de calibración en el intervalo de frecuencias de 50-400 W, medido en  incrementos de 50 W. * se observaron diferencias significativas con CALRIG;  ** Se observaron diferencias significativas entre las pruebas 1 y 2;  CL= límites  de confianza; LoA= límites de concordancia;  TEM= Error típico de medición,  expresado en forma de coeficiente de variación  (CV%)

Figura 2. Gráfico de  Bland Altman modificado. Gráfico de Bland Altman del error porcentual A) (vs. CALRIG) de las  cinco unidades KICKR en cada producción de potencia y error porcentual promedio en cada producción de potencia (línea continua) y entre unidades  ±  95% CL (líneas de puntos) entre los KICKR y CALRIG en la Prueba 1 y B) error medio y entre pruebas  ± 95% CL (barras de error) para el SRM en comparación con  CALRIG en las mismas pruebas.

Confiabilidad

El cambio promedio en el error porcentual medio entre las dos pruebas fue 1,3% en todas las unidades KICKR (con valores que iban de -0,1% a 4,6%, Tabla 1). Dos unidades KICKR (1 y 5) presentaron un cambio estadísticamente significativo en el error medio entre la Prueba 1 y la Prueba 2. Sin embargo el TEM (CV%), fue homogéneo entre las unidades, con un valor promedio de 1,5% y tomando valores entre 1,1% y 1,9%. En el SRM, el cambio  en el error porcentual promedio fue 0,4%, mientras que el TEM fue de 0,7% (0,6% cuando  no se consideraron los valores correspondientes a 50W).

DISCUSIÓN

El principal hallazgo de esta investigación fue que en una muestra representativa de 5 unidades, el ergómetro KICKR fue generalmente exacto dentro de los valores avalados por el fabricante de ± 3% en el intervalo de 50-400 W analizados, medidos en una plataforma de calibración de primeros principios. Su sesgo de -1,5% fue comparable al del potenciómetro más conocido y científicamente validado, el SRM (sesgo de -1,6%); aunque el SRM exhibió un error alto a 50 W (-7%). En general, los KICKR  son precisos y generalmente presentan una baja variabilidad entre unidades, pero no poseen el mismo nivel de reproducibilidad que el SRM.

En la actualidad, los científicos del deporte, atletas y entrenadores cuentan con una cantidad de dispositivos para la medición de potencia mayor a la que existía años atrás. De estos dispositivos, generalmente se considera que el SRM es el dispositivo de referencia (gold standard) (Gardner  et  al., 2004; Hopker et  al., 2010), y existen trabajos  preliminares que validan su uso para medir y modelar el rendimiento (Martin, Milliken, Cobb, McFadden y Coggan, 1998). Los estudios que han comparado directamente los potenciómetros con una plataforma de calibración dinámica han observado típicamente que el SRM tiene un error sistemático más bajo que el de sus competidores. En una investigación, se observó que el SRM tenía  un error medio de -0,6% en un intervalo de 180-1320 W, en comparación con el error de 1,9% del ergómetro Velotron (Abbiss  et  al.,  2009).

Cuando se compararon varias unidades del  mismo dispositivo, el SRM también presentó un menor error entre unidades  (2,3%) en comparación con el PowerTap (-2,5%) en un rango de 50-1000 W (Gardner  et al.,2004). Los  resultados del presente estudio demuestran que a partir de una muestra representativa de 5 unidades  evaluadas dos veces, el Wahoo KICKR presenta  un error medio que varía  de -3,1  a 1,5% en un rango de 50- 400W. Cuando se obtuvo el promedio, el error medio de todas las  unidades fue ligeramente  favorable (-1,5%) en comparación con el SRM (-1,6%). Si se tiene en cuenta la pedida de potencia de aproximadamente 2% a través de la transmisión de la bicicleta (Gardner  et  al., 2004), esto aumenta aún mas la concordancia entre KICKR y el CALRIG. Sin embargo, el error medio para el SRM estaría en gran medida  sesgado por los datos obtenidos a 50 W. Posiblemente, la significancia de los datos precisos en este rango de potencias es menos importante para los individuos entrenados y si se eliminan los datos extremos observados a 50 W, el error medio de el SRM se reduce considerablemente  a -0,9%. También se observó un error mayor en este rango de baja potencia en el único otro estudio disponible donde se evaluó el SRM  a este nivel (Gardner  et al., 2004), lo que sugiere que podría tratarse de un error sistemático común del SRM. Independientemente, los datos recogidos en el presente estudio confirman la valorada precisión que se ha asociado con el SRM, y sugiere que el KICKR puede aportar un estándar similar. La validez de ambos dispositivos es respaldada por todas las unidades observándose una fuerte relación  (R2 > 0,999) con la plataforma CALRIG.

Hasta el momento, el otro único documento que ha evaluado la precisión  del KICKR informó un sesgo  de -1,1% en un intervalo de 250 – 700 W (Zadow, Kitic, Wu, Smith y Fell, 2016), similar al sesgo medio de -1,5% en 50-400 W que observamos en la presente investigación.

Sin embargo, Zadow y sus colegas observaron un error mucho mayor (4,5%) en el intervalo de potencia inferior a 100-200  W; y en la  presente investigación se observó que el sesgo no fluctúo demasiado entre los rangos alto y bajo (Figura 1). La razón de esta discrepancia no está clara, aunque el error del 4,5% reportado podría estar parcialmente inflado debido  a un valor fuera de lo normal atípico (> 2,5  SD  de la media). Es importante destacar que  Zadow y sus colegas solo utilizaron un KICKR. A partir de nuestros datos obtenidos con cinco KICKR,  no podemos afirmar que esta característica de mayores errores  <200 W sea un error sistemático en todos los dispositivos.

De igual importancia para la precisión  de los dispositivos para medir la potencia, es la confiabilidad de la unidad con que se puede realizar una evaluación precisa de los cambios en el rendimiento (Paton y Hopkins, 2001). No obstante, este aspecto no se examina  comúnmente  en las investigaciones sobre los potenciómetros. La  clave  para cuantificar la confiabilidad es evaluar el TEM (es decir, el ruido aleatorio dentro de la unidad) de un dispositivo y el cambio en la media (% de sesgo en esta instancia) entre pruebas (Hopkins, 2000). En este estudio observamos que el SRM es un dispositivo altamente confiable, con cambio mínimo en el sesgo medio entre las Pruebas 1 y 2, lo que sugiere un error sistemático bajo (es  decir, su  precisión se mantuvo en las diferentes pruebas). Esto fue apoyado  por un TEM  relativamente bajo (CV 0,7%), lo que indica  un  nivel bajo de error  aleatorio y, por lo tanto, un alto grado de reproducibilidad test-retest. Comparativamente, las  unidades KICKR presentaron un  mayor  grado de variabilidad entre las pruebas, y la  mayoría presentó un mayor cambio en el sesgo y  un mayor TEM (CV 1,1 – 1,9%). Dos de las unidades (1 & 5) en particular experimentaron  cambios  significativos en el sesgo medio. La causa de esta desviación no está clara, pero algunas de las posibles causas del error podrían estar vinculadas a las fases de entrada en calor y de calibración,  y a la configuración del sistema bicicleta-entrenador-CALRIG a pesar de que realizamos nuestros mejores esfuerzos para asegurar la coherencia metodológica. Esto tiene implicaciones para el monitoreo de los cambios en el rendimiento, y se sugiere que el cambio más pequeño y significativo que debería ser determinado a  partir  de  una  prueba no debería ser inferior al TEM (Paton  y  Hopkins, 2001). En cualquier caso, el TEM observado en el KICKR en esta investigación se puede comparar favorablemente con el de otros potenciómetros investigados, entre los que se incluyen Wattbike (CV 2,6%; Hopker et al., 2010), PowerTap (CV 1,8%; Bertucci, Duc, Villerius, Pernin, et al., 2005), Axiom Powertrain (CV 2,2%; Bertucci, Duc, Villerius, & Grappe,  2005) y Ergomo  Pro (CV 2,3-4.1%; Duc, Villerius, Bertucci y Grappe,  2007;  Kirkland Coleman, Wiles y Hopker, 2008); que en todos los casos se considera que poseen un nivel de error bajo y aceptable. En este sentido, el KICKR parece ser un potenciómetro confiable en comparación con una CALRIG dinámica, aunque su idoneidad para evaluar cambios muy pequeños en el rendimiento humano requiere más investigación.

A pesar de presentar generalmente un nivel relativamente alto de exactitud y confiabilidad, es evidente a partir de nuestra muestra de 5 unidades  KICKR que los dispositivos son diferentes. En nuestro estudio KICKR 1 presentó el mayor grado de inexactitud en las pruebas 1 y  2 respectivamente, así como también las mayores variaciones en el margen de error (∆ 4,5%) entre las pruebas. Aunque demostramos que el KICKR puede ser tan exacto como el SRM, es importante que los usuarios evalúen cada unidad de manera individual. Aun así, una de las principales desventajas del KICKR es la imposibilidad de ajustar la pendiente de la curva de calibración sin el equipo provisto por el fabricante. Incluso con este equipo, solo es posible realizar una calibración de dos puntos. Por otra parte, el SRM puede ser ajustado manualmente para que coincida con una calibración estática multipunto (tal como se  realizó antes de realizar las pruebas en este estudio), o una calibración dinámica más sólida (por ejemplo, utilizando los datos obtenidos en la comparación con la plataforma CALRIG para plantear una ecuación de regresión). A pesar de que el KICKR cuenta con un proceso interno de calibración (es decir, “spindown”), no es posible actualmente realizar una calibración dinámica con mayor validez ecológica (Hopkins et al. 2001).

Aplicaciones Prácticas

Wahoo  KICKR es una herramienta  que  permite utilizar la mayoría de las bicicletas como ergómetros, lo que permite valorar el rendimiento de un modo no tan costoso. Probablemente esto permita que el  KICKR  sea adoptado por un mayor numero de atletas, entrenadores y laboratorios; por tal motivo es importante establecer la  precisión  y la confiabilidad  de este dispositivo. En este trabajo pudimos comprobar que la exactitud puede ser comparable a la del potenciómetro SRM calibrado estáticamente en el intervalo de  50-400 W, aunque la variabilidad entre unidades significa que esto no siempre es así. Aunque no es tan confiable como el SRM, el KICKR también presentó  un  nivel de error aceptable. Ahora que se ha podido establecer y validar el  rendimiento del KICKR contra una plataforma de calibración dinámica, las investigaciones deberían centrarse en analizar la factibilidad de ser aplicado en el monitoreo del rendimiento humano.

Limitaciones de Estudio

Una de las limitaciones de los hallazgos de nuestro estudio es el intervalo de potencia estudiado en el KICKR. Aunque el intervalo de potencia analizado en el presente estudio cubriría la mayoría de los rendimientos humanos en una prueba de esfuerzo progresiva, no pudimos evaluar la precisión del potenciómetro por encima de 400 W debido a limitaciones  en la posibilidad de calibración de la plataforma. Si bien no podemos confirmar la exactitud del KICKR más allá de este punto y hasta la potencia  máxima  anunciada  de 1550 W,  un estudio  publicado recientemente analizó la exactitud del KICKR hasta 1000 W (Zadow et al., 2016).

Además, es importante tener en cuenta que en nuestra investigación los datos fueron analizados en  promedios de 10 s.  Los usuarios  deben  tomarlo con precaución si intentan evaluar períodos de tiempo inferiores a 10 s (por ejemplo, esfuerzos de esprints), particularmente debido a que se ha observado previamente que los potenciómetros para volante de inercia presentan histéresis (Abbiss  et al., 2009). Probablemente este retraso entre entrada y salida  tenga un mayor impacto en el análisis de los períodos de tiempo más cortos que en los más largos, dependiendo de la magnitud del  retraso. Esta consideración es especialmente pertinente para el ejercicio variable mas estocástico. Es necesario realizar investigaciones adicionales para  establecer si los KICKR siguen  siendo  adecuados en situaciones mas ‘ecológicas’ donde las  fluctuaciones en la potencia son más frecuentes, como el rendimiento en seres humanos. Esto debería incluir el análisis de los posibles efectos de la cadencia de pedaleo y la potencial desviación de la potencia en esfuerzos más largos, particularmente  porque se ha observado que dispositivos  similares presentan desviaciones a lo largo del tiempo (Bertucci, Duc, Villerius, & Grappe,  2005).

Conflicto de Intereses

Los  autores  afirman que no poseen conflictos de interés en la publicación de este artículo.

Publicación Original 

Matthew W. Hoon, Scott W. Michael Raymond L. Patton Phillip G. Chapman and Jose L. Areta. A Comparison of the Accuracy and Reliability of the Wahoo KICKR and SRM Power Meter. (2016) J. Sci. Cycling. Vol. 5 (3), 11-15.

REFERENCIAS

  1. Abbiss, C. R., Quod, M. J., Levin, G., Martin, D. T., & Laursen, P. B. (2009). Accuracy of the Velotron ergometer and SRM power meter. Int J Sports Med, 30(2), 107-112. doi: 10.1055/s- 0028-1103285
  2. Bertucci, W. (2012). Analysis of the agreement between the Fortius cycling ergometer and the PowerTap powermeter PO during time trials of 6 and 30 min. Computer Methods in Biomechanics and Biomedical Engineering, 15(sup1), 212-214. doi: 10.1080/10255842.2012.713604
  3. Bertucci, W., Duc, S., Villerius, V., & Grappe, F. (2005). Validity and Reliability of the Axiom Powertrain Cycle Ergometer When Compared with an SRM Powermeter. Int J Sports Med, 26(01), 59-65. doi: 10.1055/s-2004-817855
  4. Bertucci, W., Duc, S., Villerius, V., Pernin, J. N., & Grappe, F. (2005). Validity and reliability of the PowerTap mobile cycling powermeter when compared with the SRM Device. Int J Sports Med, 26(10), 868-873. doi: 10.1055/s-2005-837463
  5. Duc, S., Villerius, V., Bertucci, W., & Grappe, F. (2007). Validity and reproducibility of the ErgomoPro power meter compared with the SRM and Powertap power meters. Int J Sports Physiol Perform, 2(3), 270-281.
  6. Gardner, A. S., Stephens, S., Martin, D. T., Lawton, E., Lee, H., & Jenkins, D. (2004). Accuracy of SRM and power tap power monitoring systems for bicycling. Med Sci Sports Exerc, 36(7), 1252-1258.
  7. Hopker, J., Myers, S., Jobson, S. A., Bruce, W., & Passfield, L. (2010). Validity and reliability of the Wattbike cycle ergometer. Int J Sports Med, 31(10), 731-736. doi: 10.1055/s-0030- 1261968
  8. Hopkins, W. G. (2000). Measures of reliability in sports medicine and science. Sports Med, 30(1), 1-15.
  9. Hopkins, W.G. (2015). Spreadsheets for Analysis of Validity and Reliability. Sportscience, 19, 36-42
  10. Hopkins, W. G., Hawley, J. A., & Burke, L. M. (1999). Design and analysis of research on sport performance enhancement. Med Sci Sports Exerc, 31(3), 472-485.
  11. Hopkins, W. G., Schabort, E. J., & Hawley, J. A. (2001). Reliability of Power in Physical Performance Tests. Sports Medicine, 31(3), 211-234. doi: 10.2165/00007256-200131030- 00005
  12. Kirkland, A., Coleman, D., Wiles, J. D., & Hopker, J. (2008). Validity and Reliability of the Ergomo®pro Powermeter. Int J Sports Med, 29(11), 913-916. doi: 10.1055/s-2008-1038621
  13. Martin Bland, J., & Altman, D. (1986). Statistical Methods for Assessing Agreement Between Two Methods of Clinical Measurement. The Lancet, 327(8476), 307-310. doi: 10.1016/S0140-6736(86)90837-8
  14. Martin, J. C., Milliken, D. L., Cobb, J. E., McFadden, K. L., & Coggan, A. R. (1998). Validation of a mathematical model for road cycling power. Journal of applied biomechanics, 14, 276-291.
  15. Novak, A. R., Stevens, C. J., & Dascombe, B. J. (2015). Agreement between LeMond Revolution cycle ergometer and SRM power meter during power profile and ramp protocol assessments (Vol. 4).
  16. Paton, C. D., & Hopkins, W. G. (2001). Tests of cycling performance. Sports Med, 31(7), 489-496.
  17. Wooles, A., Robinson, A., & Keen, P. (2005). A static method for obtaining a calibration factor for SRM bicycle power cranks. Sports Engineering, 8(3), 137-144. doi: 10.1007/BF02844014
  18. Zadow, E. K., Kitic, C. M., Wu, S. S., Smith, S. T., & Fell, J. W. (2016). Validity of Power Settings of the Wahoo KICKR Power Trainer. Int J Sports Physiol Perform. doi: 10.1123/ijspp.2015-0733.
Facebook Comments


%d bloggers like this: