El perfil de potencia individual en distintas disciplinas ciclistas

Ya en notas
anteriores
se ha expuesto un baremo propuesto por Coggan en 2010, para
comparar el resultado de nuestra prueba de potencia sobre la bicicleta,
respecto a unos niveles cuantificados de 1 a 10 puntos y referenciados con
respecto a varios niveles que van desde la clase mundial, hasta los poco o nada
entrenados.

Si nosotros evaluamos los watios
máximos por kilogramo de peso que un triatleta o ciclista puede movilizar de media
durante un tiempo dado, estaremos obteniendo un “perfil” de la potencia
desarrollada por ese deportista. Y si elegimos unos tiempos correspondientes o
representativos con la predominancia de los
distintos procesos metabólicos, estaremos obteniendo un perfil “fisiológico” muy válido para evaluar cada una de estos
procesos. Así de esta forma obtenemos el
perfil
de potencia individual
, que lo entendemos como el “conocimiento objetivo de
la expresión externa de los diferentes tipos del metabolismo energético del
ciclista” (Algarra y Gorrotxategi, 2012).

Coggan (2010) propone la
evaluación de la potencia máxima media de los siguientes tiempos:

promo
  • 5 segundos. Significativo de la potencia máxima,
    potencia anaeróbica aláctica, potencia neuromuscular.
  • 1 minuto. Correspondiente con el metabolismo
    anaeróbico láctico
  • 5 minutos.
    Potencia
    Aeróbica Máxima
  • 1 hora. Umbral funcional.

Cabe recordar que estos tiempos
no han de ser exactamente los más adecuados para “agotar” totalmente un
determinado sistema, ya que el tiempo
límite
es en cierto modo individual y ligeramente modificable con el entrenamiento,
sin embargo sí que son los más representativos y nos permite “estandarizar” y
realizar comparaciones de potencia entre distintos sujetos. Dicho de otra modo, podemos encontrar ciclistas
o triatletas
que durante 5 mn sostengan una potencia de no exactamente el 100% del consumo de
oxígeno máximo, pero si del 105% o el 110% por ejemplo. De igual forma existe
una relación entre la potencia máxima en un tiempo determinado y la
distribución de los distintos metabolismos de producción de energía (Figura 1),
y a través de estos test de esfuerzos
máximos podremos averiguar el comentado “perfil de potencia individual” y así
evaluar puntos débiles y fuertes de nuestro deportista.

Figura 1. Relación Potencia Máxima y tiempo (Algarra y Gorrotxategi, 2012)


Aclarado esto y conociendo las
necesidades fisiológicas y características de la disciplina en concreto,
podremos “predecir” o diseñar un patrón “ideal” para este perfil de potencia ,
según como digo cada especialidad y utilizando la escala diseñada expuesta.

Un ciclista “todoterreno” (Figura
2), tenderá a un resultado “horizontal” sin destacar en ningún rango ni mostrar
grandes debilidades. Será más común en ciclistas aficionados que en ciclistas
de élite puestos que estos están más especializados en su disciplina.

Figura 2. Perfil de potencia de ciclista “todotereno”

Una gráfica “descendente” (Figura
3), será típica en especialistas en sprint, en donde su destaca por alta capacidad y potencia aláctica que le
permite altas velocidades en cortos espacios de tiempo.

Figura 3. Perfil de potencia de ciclista “sprinter”

Gráfica “ascendente”(Figura 4),
mostrará una débil potencia neuromuscular y capacidad anaeróbica pero con una
aceptable potencia aeróbica y muy buen umbral de lactato. Será más común de
contrarrelojistas por ejemplo.

Figura 4. Perfil de potencia de un contrarrelojista

Una V invertida corresponde a un
especialista con alta capacidad anaeróbica y buena potencia aeróbica, lo que le
hace apropiado para pruebas de persecución en pista.

Figura 5. Perfil de potencia de especialista en persecución

www.entrenadorjorgeortega.com

.Facebook. Twitter

Referencias:

registro endurance
Facebook Comments


%d bloggers like this: