¿En qué consiste un estudio biomecánico?

Podemos definir un estudio biomecánico como aquel que trata
de adecuar las métricas de la bicicleta en base a las potencialidades o limitaciones
del ciclista, buscando mayores niveles de confort y
rendimiento.
Silberman et al. (2005) nos habla que
adecuar la posición de la bicicleta es esencial para el máximo rendimiento,
comodidad, seguridad y prevención de lesiones.


Imagen 1: Valoración cinética mediante Electromiografía (fuente propia).

promo


La biomecánica aplicada al ciclismo se encuentra en auge y
cada vez hay más usuarios que son conscientes de la importancia de un buen
estudio. Entre sus motivaciones podemos encontrar tres grupos:

  1. Usuarios
    que van cómodos sobre su bicicleta pero
    quieren comprobar que van en una buena posición y que tienen un patrón
    motor adecuado.
  2. Usuarios
    que quieren optimizar su rendimiento
  3. Aquellos
    usuarios que tienen dolencias y no son capaces de disfrutar de su actividad.

Desde nuestra experiencia en Training4ll , hemos observado que la
mayoría de nuestros clientes presentan métricas deficientes y eso induce unos
patrones motores que a la larga pueden ser lesivos y que, al mismo tiempo, no
dejan al ciclista poder desarrollar su actividad de manera adecuada.

Existen en el mercado distintos métodos de ajuste y en
nuestro caso os vamos a explicar el método Custom4,
que es el que utilizamos nosotros, y que tan buenos resultados nos da. Su éxito
reside en una total y completa individualización. En base a las características
del ciclista se estudian sus potencialidades/limitaciones y se analizan las
causas que provocan el dolor o las que podrían causar futuras dolencias. Una
vez examinado todo ello, se ajustan las métricas correctas y se determina qué
patrón motor es necesario para lograr una optimización en la posición en la
bicicleta, logrando así mayor confort y por ende mayor rendimiento.

¿QUÉ PARTES DEBE INCLUIR UN ESTUDIO BIOMECÁNICO?

A) Cuestionario inicial y observación
inicial

El fitter
entrevista al ciclista con objeto de saber cuál es la motivación del estudio y
en caso afirmativo, en qué lugares muestra dolencias o molestias para poder
conectar puntos conforme avance el estudio. Posteriormente, se procederá a
observar la cinemática del ciclista: cómo el ciclista pedalea y qué gestos
realiza sobre su bicicleta, cuál es
su técnica y en qué fases entrega la fuerza. Todo esto lo podemos acotar por
medio de un rodillo instrumentado y con un culote electromiográfico (ver
término relacionado:
electromiografía)
que nos aporte información de cómo la musculatura está trabajando durante la
pedalada.


Imagen 2: Análisis
del trabajo realizado por cuádriceps e isquiotibiales durante la pedalada y
balance entre ambas piernas (Fuente
propia).


Con toda esta información tendremos un buen anamnesis que
será fundamental como punto de partida.

B) Estudio en camilla

Se realizan test de flexión y de
extensión de los miembros inferiores y la cadena posterior con objeto de
determinar el rango motor del ciclista (ROM). A mayor ROM , menor riesgo de lesiones y
permite al ciclista abordar posiciones más agresivas sobre la bicicleta. En
cambio si encontramos un ROM reducido, tendremos que buscar posiciones más
conservadoras que garanticen el confort del ciclista y evitar así situaciones
potencialmente lesivas.

Imagen 3: Test de
extensión en camilla para valorar el ROM (extraído de
Cyclefit).


La exploración en camilla también
nos servirá para determinar mediante distintos tests la existencia de posibles
dismetrías anatómicas o funcionales, rotación iliacas u otras posibles
descompensaciones.

C) Valoración podal

El pie, junto a pelvis y manos, es uno de los puntos de
contacto del ciclista con la bicicleta.

Se realizarán distintos tests para conocer la funcionalidad
del arco plantar, determinación de varo/ valgo, grado de rotación de los pies,
etc. así como observar la presencia de distintas patologías como insuficiencias
del primer radio, hallux valgus, sesamoiditis etc.

Imagen 4: Comprobación de la funcionalidad del arco plantar y la estabilidad del
pie (fuente propia).


Toda la información será fundamental para el ajuste del
interfaz cala-zapatilla. Una buena estabilidad del pie es fundamental para que
exista estabilidad en rodilla y caderas.

La
cala presenta su ajuste en las siguientes dimensiones.

  • Antero-posterior:
    mitad de la cala en la bisectriz del primer metatarso y quinto
  • Lateral:
    dado por el Factor Q, determinado por la distancia entre los pedales y las
    crestas iliacas del ciclista.
  • Rotación:
    grados de rotación en función de la rotación de los pies del ciclista.
  • Utilización
    de órtesis
    : colocación de plantillas o cuñas de control de variedad con
    objeto de dar la mayor estabilidad posible al pie.
  • Colocación
    de alzas
    si existieran dismetrías anatómicas.

Imagen 5: zapatilla con cuña valga integrada en la
suela como señala la circunferencia naranja. Por ello es necesario una cuña en
sentido contrario para hacer la suela neutra (fuente propia).


D) Métricas: Ajuste gravitacional ,
goniometría, sillín y tracking de rodilla.

Una vez colocadas las calas, procedemos a colocar el centro
de gravedad del ciclista sobre la bicicleta,
procurando que toda la masa del cuerpo caiga sobre la pedalier,
realizando así la mayor fuerza efectiva y posibilitando que exista un equilibrio
de masas entre la parte anterior y el ciclista.

Imagen 6: Baricentrado.
Centro de gravedad del ciclista cae
sobre la pedalier (fuente: Custom4)


También procederemos a observar el reparto de masas en el
plano frontal tanto delantero como trasero, cerciorándonos de qué posibles
repercusiones tienen rotaciones iliacas o dismetrías.

Una vez realizado el reparto de masas comprobaremos los
distintos ángulos del ciclista: extensión de rodilla, ángulo de hombros, de tronco, tobillo. Dichas angulaciones se
realizarán en estático mediante un goniómetro y se comprobarán luego en
dinámico mediante análisis de video, cabiendo la posibilidad de realizarlas a distintas
intensidades por si supusieran modificaciones oportunas. Todas estas mediciones nos determinarán
cuánto subir/bajar el sillín, qué retroceso, cuál será la diferencia de altura
de sillín-manillar, longitud de la potencia, anchura e inclinación del manillar
etc.

Imagen 7: goniometría dinámica. Máxima extensión de rodilla. En imagen se aprecia cómo el sillín excesivamente alto supera los valores óptimos (fuente propia).


Por comentar algunos algunas angulaciones que se entienden
sobre el “Gold Standard”, teniendo variaciones en función de la modalidad
practicada:

  • Extensión de rodilla: 145-155º trocánter del
    fémur-cóndilo-tobillos (Bini et al, 2014)
  • Ángulo de hombros: 80-100º: codo-hombro-costilla
    flotante (Burke, 1996)

En cuanto al sillín, debemos de fijarnos en cómo actúa la
pelvis sobre él y para ello será fundamental que su anchura coincida con los
isquiones, buscando así una sedestación lo más acorde posible.


Imagen 8: Posición de pelvis sobre el sillín y reparto de masas en plano
frontal trasero (fuente propia).


Por último, observaremos el tracking de rodilla, procurando
que las mismas describan un vector vertical
cuya dirección vendrá determinada por 1er/2º meta -rodilla–cadera. En el
momento que no exista una estabilidad en el pie, cadera o el centro de gravedad
del ciclista no esté en un lugar correcto, no existirá un adecuado tracking de
rodilla.

Imagen 9: Tracking de
rodilla correcto. 1º/2º meta-rodilla-cadera (fuente propia).


E) Comprobación de la cinética

Una vez realizados los cambios volveremos a comprobar cómo
el ciclista pedalea y qué modificaciones ha sufrido su patrón motor. A través
del rodillo instrumentado o la Electromiografía comprobaremos si la técnica de
pedaleo y la gestión de las fuerzas ha cambiado y si fuera necesario
indicaremos al ciclista qué cambios debe realizar en su técnica. Es fundamental
hacer ver al ciclista que en ocasiones una reprogramación motora supone que
debe de corregir aquellos patrones a los que está acostumbrado para poder
superar sus propios factores limitantes y ello requiere de tiempo y paciencia.

Una vez finalizado el estudio, se realiza un seguimiento
para observar cómo evoluciona el deportista con las nuevas métricas y su
técnica en caso de que ésta fuera deficitaria.

Nos gustaría además señalar de que ha de existir un
buen grupo de trabajo multidisciplinar (fisioteperapeuta/osteópata y podólogo)
para aquellos casos que requieran profundizar en terapias manuales y en la
elaboración de ortésis. Es importante que el fitter tenga sinergias con estos profesionales para garantizar el
éxito del estudio.


Conclusión

Con todo lo explicado anteriormente, podemos comprender
la importancia de un estudio biomecá
nico, sobre todo para aquellos usuarios que acumulan un gran volumen de kilómetros a
lo largo de la temporada, previniendo así riesgo de producirse lesiones o
dolencias y aumentando al mismo tiempo el rendimiento. Desde nuestra
experiencia os podemos decir que la mayoría de los clientes experimentaron
dichas mejoras y muchos de ellos han repetido conforme han adquirido nuevas
bicicletas. Destacar también que los que experimentaron mayores mejoras son
aquellos que siguieron las indicaciones para modificar sus patrones motores.

Con respecto al precio de un estudio
biomecánico, los podéis encontrar desde 80 a 200€, todo en función al nivel del
fitter y en base al material y
tecnología utilizada.

Animamos al lector que desee indagar en profundidad sobre
el fitting y la biomecánica del
ciclista a que participe en el Curso
de Preparación Física Integral en Ciclismo y Mountain Bike
en el participaremos
como docentes y donde trataremos temas
relacionados en mayor profundidad.


AUTOR

Javier
Sola

@jsolalo

www.training4ll.com

Network
: www.custom4.us


CAPACITACIONES RELACIONADAS

Curso de Preparación Física Integral en Ciclismo de Ruta y
Mountain Bike


OTRAS CAPACITACIONES DE LA INSTITUCIÓN

Curso de Preparación Física Integral en Running y Trail
Running

Curso de Preparación Física Integral en Natación

Webinar de la Economía de Carrera y su Influencia en el
Rendimiento

Webinar del Entrenamietno de la Fuerza en Deporte
Cíclicos: Natación

Webinar de la Periodización Inversa en la Natación
Competitiva

Taller de Herramientas para el Análisis, Evaluación y
Corrección de la Técnica de Crol

Taller de Nutrición Deportiva Aplicada al
Running y Trail Running


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bini, R., Hume, P. &
Kilding, A(2014) Saddle height effects on pedal forces, joint mechanical work
and kinematics ofcyclists and triathletes. European
Journal of Sport Science
, 14(1) 44-52

Burke (1996) High-Tech Cycling. Champaign, IL: Human Kinetics,

registro endurance

Silberman , M., Webner, D., Collina, S. & Shiple, B. (2005) Clinical Journal of Sport Medicine ,15
(4) : 271-276

Facebook Comments


%d bloggers like this: