Filosofía del Entrenamiento: David Rudisha y Colm O´Connel

Matt
Long y David Lowes dan un panorama sobre la filosofía de entrenamiento de David
Rudisha y del entrenador Colm O’Connell.

El
9 de agosto de 2012, en el estadio Olímpico de Londres, David Lekuta Rudisha corrió
elegantemente hacia el triunfo en los 800 metros siguiendo una táctica
de salir disparado hacia la meta, deteniendo el reloj a
sólo una fracción de 100 segundos luego de dos vueltas a la pista.

Su
record mundial permanece intacto por lo que demos una mirada a la filosofía de
entrenamiento de su entrenamiento, el gran Colm O’Connell.

promo

El
gurú del entrenamiento O’Connell ha declarado célebremente que “no hay ningún secreto”
pero podemos profundizar un poco mas para obtener una visión de los dos hombres
que se destacaron en el documental de la BBC; David Rudisha: 100 seconds to
beat the world
.

Comenzaremos
analizando las seis lecciones detrás de la filosofía de entrenamiento del Hermano
Patricio Irlandés de Cork que aceptó un trabajo de enseñanza en un pueblo de
Kenya llamado Iten en 1976.

1.No
es necesario haber sido un gran atleta para ser un gran entrenador.

Con
25 de sus estudiantes campeones mundiales y cuatro campeones olímpicos, el entrenador
de medio fondo más exitoso de Kenya de todos los tiempos, no tenía ninguna
carrera deportiva cuando llegó a la escuela secundaria de St Patrick casi al
finalizar sus veinte años. Su colega, el hermano Paul Brennan, recuerda con
afecto: “Él nunca corrió una carrera en su vida.”

La
lección que obtenemos en este punto es que algunos entrenadores top pueden
haber sido previamente atletas top, pero muchos otros no. De cualquier modo, el
entrenamiento de calidad requiere habilidades diferentes a ser un atleta de
élite.

2.
Entrene a la persona completa y no sólo al atleta

El
reciente documental de BBC reveló que O’Connell se dirige a un aula con
estudiantes jóvenes con el mensaje de que el busca desarrollar, “personas
con potencial en muchas áreas, no solo en el área deportiva.” Luchó para
que sus atletas novatos desarrollaran un sentido de espiritualidad y de capacidad
para comprometerse con el trabajo duro dentro y fuera de la pista.

Significativamente,
el mismo Rudisha afirmó que O’Connell ha sido un mentor y consejero tanto como
un entrenador al repetirle, “el secreto está en la cabeza, no en las
piernas”.

3.
Ocúpate del atleta y no de las órdenes del entrenador

O’Connell
afirma: “Desarrollé un sentido de observación y un sentido perspicaz de
conocimiento de la personalidad del atleta. No tenía una estructura en mi mente
para convencer a un atleta por una u otra forma de entrenamiento”.

Por
lo tanto la idea que una metodología de entrenamiento puede ser aplicada a
todos los atletas, claramente no es adecuada. Parte de ocuparse del atleta es
descubrir lo que funciona mejor tácticamente para el atleta. Fue después del
fracaso relativo de la eliminación de Rudisha en la etapa semifinal del
campeonato Mundial de 2009 que se transformó en un corredor delantero que intentaba salir disparado hacia la meta.

O’Connell
dice: “Con su altura de 1,89m, David es la figura dominante en una carrera.
Es un corredor de potencia y le gusta correr al frente.”

Sus
tiempos parciales en su fenomenal record mundial de 1:40.91 en la final de
olímpica de Londres 2012 fueron 23,4 segundos para los primeros 200m, 25,8 para
los segundos, un crítico 25,0 para los terceros y 26,6 para traer el oro a
casa.

4.
Mantener el foco en el proceso y en rendimiento

El
documental “100 segundos” que mencionamos previamente presentó una sesión
dirigida por O’Connell, poco después la decisión de Rudisha en marzo de 2007 de
continuar trabajando juntos en nivel senior. Lejos de establecer queRudisha debía cumplir tiempos
parciales de 60 segundos en la vuelta en una sesión de repetición; O’Connell
estaba claramente interesado en el estilo de carrera de Rudisha y notoriamente
no gritó el tiempo parcial para no “preocupar”a su atleta. Claramente esto indica que a veces los entrenadores deben
mantener el foco en el proceso y no sólo en lo que luego el gran Bill Bowerman habría
llamado “ritmo fijado”.

5.
Los grandes entrenadores son grandes improvisadores.

Con
respecto a su trabajo con Rudisha, O’Connell afirmó una vez: “En la mañana
antes de un entrenamiento de pista lo veo en la casa y le pregunto: “Cómo se
siente hoy?”. Si me responde que no se siente muy bien o si me señala, aunque
indirectamente, no está listo, saltearemos la sesión y en cambio iremos a la
ruta, entrenamiento con cambios de velocidad o liviano”.

Esto
nos enseña que a pesar de la necesidad de planear las sesiones de entrenamiento,
el entrenador debe estar preparado para improvisar para que el cronograma siga
siendo un medio para un fin y no un fin en sí mismo.

6.
Enfrentar la adversidad

El
entrenador O’Connell ha admitido períodos de desconfianza en sí mismo durante
2009 cuando la forma de Rudisha a veces variaba y expresó: “Es fácil ser entrenador
cuando las cosas van bien.”

Sus
dudas acerca de continuar trabajando con su atleta a través de la adversidad finalizó
con una “luz al final del túnel” cuando en agosto de 2010 Rudisha rompió el record
mundial en 800m de Wilson Kipketer con 1:41.09 en Berlín. El record disminuyó
aún mas a 1:41.01 en la Diamond league
Meering
en Rieti sólo una semana mas tarde.

Entrenamiento preliminar de
Rudisha

Después
de atravesar un período de prueba en abril de 2005, Rudisha se vinculó con O’Connell
en St Patrick en Iten en agosto de ese año a los 16 años de edad en uno de sus
campamentos deportivos para menores. En términos de frecuencia había entrenado
típicamente dos veces por día durante seis días por semana.

Esto
podría sorprender e incluso alarmar a algunos entrenadores de atletas menores de
este país que mantienen estrictamente el foco en el desarrollo del atleta a
largo plazo. En lugar de tener un día libre completo, el día de descanso
parecía estar destinado a la recuperación activa de una carrera firme de
alrededor de cinco millas. Además, la atención sobre la recuperación parecía recaer
en el estiramiento estático regular.

La
atención sobre la biomecánica se centró en la rutina de la realización de ejercicios
y avances dinámicos, alcanzando los últimos una duración de 45 minutos. El
entrenamiento de la fuerza se desarrolló a través de por lo menos una sesión semanal
en forma de circuito y repeticiones de ascensos
de longitud intermedia de aproximadamente 120-200 metros. Las sesiones del entrenamiento
de la velocidad involucraron repeticiones de uno a dos minutos de duración y
cambios de velocidad de 60-75 minutos.

En
cuanto a la resistencia aeróbica, la carrera firme larga semanal de Rudisha no
superaba los 60 minutos de duración.

Auto reflexión

Lo
anterior nos plantea una auto-reflexión para atletas de medio fondo y de fondo, y para los entrenadores.

¿Cuan
frecuentemente debo entrenar?

¿Necesito
días de recuperación que sean pasivos o activos como los del joven Rudisha?

¿Presto
una adecuada atención a los aspectos técnicos del entrenamiento tal como lo
realizó Rudisha con ejercicios diarios?

¿Cuales
son los caminos por los cuales desarrollo mi objetivo de entrenamiento de la
fuerza?

¿Utilizo
una diversidad de sesiones al igual que Rudisha para alcanzar el desarrollo del
componente de resistencia/entrenamiento de la velocidad de mi trabajo?

El
Dr Matt Long supervisa a Bud Baldaro con el entrenador principal Mike Bull en
la Universidad de AC de Birmingham. David Lowes es editor de entrenamiento de
AW y atleta internacional retirado.

Próximas Capacitaciones

Referencias y Lecturas de Interés

registro endurance
Facebook Comments


%d bloggers like this: