SWOLF

El swolf es una medida indirecta de la eficiencia de
nado en natación. Se obtiene al sumar las brazadas que hemos realizado
para recorrer una distancia más el tiempo que hemos empleado en completarla. Proviene
de la unión de las palabras: “swim + golf” ya que el objetivo es el mismo que
en el golf, obtener una menor puntuación / hándicap.

Es importante saber que cuando hablamos de brazadas no
nos referimos a “frecuencia de brazada”, por tanto estamos hablando del número total de
brazadas realizadas con ambos brazos. Por ejemplo: Si empleo 22’’ en recorrer
una distancia de 25m y para ello he realizado 15 brazadas podré decir que tengo
un swolf de 37.

Dicha puntuación de swolf será menos significativa
cuando exista un viraje o la distancia recorrida sea muy pequeña ya que se
necesita un tamaño de la muestra suficiente (metros y segundos).

Debido a la complejidad que existe en natación en
medir la eficiencia (velocidad/esfuerzo) en relación a la frecuencia cardíaca y
al consumo de oxígeno, el swolf puede ser un buen indicativo de esfuerzo aunque
no debe ser sustitutivo.

promo

¿Qué swolf debo tener?

El swolf es una medida individual y es poco
significativa cuando la comparamos entre diferentes nadadores, por tanto si
puedo pasar de tener un swolf 35 a 32 significará que he mejorado mi eficiencia
de nado, pero eso no significa que mi swolf de 32 sea más eficiente que el de
un nadador que tenga 36.

Cada nadador tendrá una cierta combinación de
frecuencia y longitud de nado para ser lo más eficiente en la producción de
velocidad. El swolf es una herramienta que nos puede ayudar a conocer y
analizar cuál es esa combinación de máxima eficiencia individual.

Figura 1. Sun Yang
Campeonato del mundo 2011.

Por ejemplo:

El nadador Sun Yang (figura 1) obtuvo en su récord del mundo de 1500m (2011)
una puntuación swolf de 59 (33 brazadas en 26 segundos).

Janet Evans (medalla de oro en 800m libres en los
Juegos Olímpicos de Seúl 1988) obtuvo una puntuación swolf de 79 (49 brazadas
en 30 segundos).

Este ejemplo no quiere decir que Sun Yang sea más
eficiente que Janet Evans (que probablemente lo sea) pero no sabemos nada de
sus respectivos niveles de esfuerzo a nivel fisiológico. Por otro lado, Sun
Yang tiene una estatura de 198cm frente a 165cm de Janet Evans por lo que
tendrá de manera intrínseca una longitud de ciclo mayor. Con esto vemos que la
estatura/envergadura también tendrá su incidencia en el valor swolf.

¿Cómo lo mido?

Existen numerosos dispositivos especiales para
nadadores y triatletas como el Garmin 910xt o el Garmin Swim (figura 2) que nos
miden y nos dan la información en tiempo real en la pantalla a medida que vamos
nadando y evitan tener que ir sumando y contando las brazadas.

Figura 2. Dispositivo
Garmin Swim

También podemos realizar un análisis a posteriori con
el software del fabricante (figura 3), de tal manera que por ejemplo, podemos
comparar si hemos mejorado nuestra eficiencia de nado en dos test repetidos a
lo largo de la temporada.

Figura 3. Evolución de la
eficiencia de nado mediante swolf


Autor: Rafa Martínez Requena

www.BeTraining.es

BIBLIOGRAFÍA

registro endurance
Facebook Comments


%d bloggers like this: